9.6.14

Día del Periodista 2014

Buscando algo sobre el Día del Periodista encontré lo que escribí en 2011. Lo asombroso (o patético) es que pasaron tres años y la problemática de los periodistas colaboradores sub-24 -los más precarizados del gremio- sigue vigente.

Es justo agregar que en algunos medios se comenzó a abordar el tema. Es el caso de Clarín, donde los cinco delegados gremiales se han esforzado por entender una realidad que decenas de nosotros vivimos a diario y que impacta en nuestra calidad de vida y la de nuestras familias. Esto es algo que les agradezco profundamente. No obstante, tal vez sean pocas cinco personas para ocuparse de la gran variedad de casos de trabajo en negro que hay; todos injustos, todos urgentes, pero algunos más precarios que otros.

Creo que los casos más precarios son también los más invisibles: son esos en los que no existe una relación laboral formalizada por un recibo de sueldo o por un escritorio en la redacción. Y, por lo tanto, son el eslabón más débil porque la relación laboral se puede perder más fácilmente.

También es justo agregar que la conducción de la UTPBA, el sindicato que debería representarnos, estuvo y está ausente: nunca recibimos su apoyo. Y no pido por favor que se ocupen del tema, simplemente pido que sean dignos y cumplan con su deber, ya que para eso están en donde están.

En este Día del Periodista 2014 brindo porque se avance rápidamente en la resolución de los casos más urgentes de trabajo en negro en el gremio de prensa, y porque la conducción de la UTPBA se ocupe por fin de la problemática de los periodistas colaboradores, discriminados por las empresas periodísticas y también por la entidad gremial.

5.6.11

Periodistas sub-24

Para darle sentido a la celebración del Día del Periodista, me pareció oportuno recordar la perversa situación laboral de los periodistas sub-24, también llamados "colaboradores". Se los puede definir así:

- Hacen revistas y suplementos de diarios pero no están encuadrados en el Estatuto del Periodista (Ley 12.908) porque las empresas periodísticas no permiten que lleguen a 24 colaboraciones anuales (condición que el Estatuto fija para adquirir la categoría de "colaborador permanente" y tener relación de dependencia).

- Son considerados proveedores externos por las empresas periodísticas (igual que los proveedores de papel, artículos de limpieza o equipos informáticos).

- Cobran lo mismo desde hace años: su salario no está "enganchado" con los aumentos que obtienen quienes trabajan en relación de dependencia.

- Su salario lo decide unilateralmente quien paga y no pueden negociar porque se arriesgan a que no les den más "colaboraciones".

- No tienen posibilidad de ejercer ningún tipo de reclamo (huelga, paro o lo que sea) por el mismo motivo que el ítem anterior.

- Deben inscribirse en el Monotributo y facturar para poder trabajar: las empresas periodísticas les trasladan los costos laborales.

- No tienen beneficios sociales: aguinaldo, jubilación, vacaciones pagas, salario familiar, días por examen o por enfermedad....

- Son objeto de discriminación ya que, muchas veces, realizan el mismo trabajo que periodistas en relación de dependencia pero no se cumple el principio de "a igual trabajo, igual remuneración".

- No pueden enfermarse: si no, no facturan (léase, no cobran). Lo mismo si se van de vacaciones.

- Deben usar su propia computadora, teléfono y acceso a Internet, y solventar los gastos que estos equipos o servicios generen.

- El Estatuto solo los ampara cuando ya no tienen trabajo, si logran demostrar la relación laboral en el ámbito judicial.

- Y lo peor: son TRANSPARENTES para muchos colegas que trabajan en relación de dependencia y, especialmente, para los delegados y para los gremios, ya que nunca están incluidos en los reclamos y acuerdos salariales, ni hay marchas ni movidas tendientes a que se regularice su situación.

- También son transparentes para el ministerio de Trabajo nacional, ya que las pocas presentaciones realizadas no han sido consideradas.

Bajo este esquema de ¿trabajo en negro? se encuadra más de la mitad de los periodistas de la ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires (no hay datos del interior del país, pero es una situación generalizada).

Este Día del Periodista no voy a brindar porque las empresas periodísticas entiendan que son partícipes necesarios de esta situación perversa que afecta la calidad de vida de muchos de sus trabajadores, porque sería ingenuo y una pérdida de tiempo.

Tampoco voy a brindar por quienes mencionan esta problemática ante elecciones en el gremio o como parte del repudio a una empresa periodística supuestamente enemistada con el gobierno. De esta forma limitan el tema, porque no es privativo de ningún medio, casi ninguno está exento de colaboradores. Y les suman una burla y una ofensa más al convertirlos en una consigna que no está dirigida a resolver su problemática. Los usan y les faltan el respeto porque hacen demagogia con un tema que atraviesa la vida de muchos colegas y de sus familias.

Sí voy a brindar por quienes pueden cambiar esta realidad. Brindo porque los delegados y los gremios cumplan su rol de representar a TODOS los periodistas y no solo a una porción, porque los legisladores se ocupen de resolver este vacío legal, y porque el ministerio de Trabajo no ignore más el tema, aunque los periodistas no hagan tanto "ruido público" como los tercerizados de otros rubros. Es decir, brindo porque esta injusticia se resuelva en forma "progresista", con más participación del Estado, y no menos.

Y, por supuesto, brindo por los sub-24, que son maltratados tanto por quienes los emplean como por quienes deberían defenderlos.

2.6.11

Conmigo no, Gartner

Esta consultora internacional (que retiró su oficina local hace años) hará aquí un evento en setiembre y, a través de su agencia de prensa, envía la siguiente "propuesta de canje publicitario" a algunos medios, con el fin de "llegar a un acuerdo satisfactorio que beneficie a ambas partes":

* El medio se compromete a publicar un banner en su sitio web y mencionar el evento en su newsletter durante julio y agosto, publicar el evento en el calendario on line, y enviar al menos tres "emails blast" a su base de datos.

* Como contraprestación, Gartner va a "otorgar": la categoría de Media Sponsor para el evento de 2011, una mesa en el área de exhibición, tres pases a las conferencias y un descuento para lectores (obviamente, el evento es pago) y "acceso normal" para dos periodistas del medio. Además, incluirá el logo en el material de marketing y entregará un ejemplar a los asistentes (si el medio es on line, ¿qué entregará?). Por último, y muy importante, el medio tendrá "derecho a una entrevista" con un analista de la consultora.

Tres puntos tres. Primero, esto explica por qué los eventos de esta consultora (y de algunas otras) han estado siempre vedados para la prensa: había arreglos con algunos medios.

Segundo, un alerta a los periodistas de los "Media Sponsor": sepan que al cubrir el evento no estarán haciendo periodismo; estarán haciendo prensa.

Y tercero, una obviedad que deberían saber las agencias de prensa y/o empresas (no me queda claro quien es el "padre" de la idea) que hacen estos manejos: tranqui, porque muchos de nosotros no sufrimos un brote psicótico si un ejecutivo no nos "otorga" una entrevista. Es al revés: si un medio le "otorga" un espacio a alguien, el beneficio es para el entrevistado. A menos que sea Bill Gates, Steve Jobs, Larry Ellison, Linus Torvalds y tres o cuatro más. Y no es el caso.

En conclusión, la consultora evita hacer publicidad para anunciar su evento pero igual obtiene promoción y cobertura de prensa. Y los medios que se avienen a estas condiciones, no obtienen ingresos por publicidad, "venden" su base de datos rompiendo el código con el lector y bastardean el periodismo haciendo marketing.

Es un buen ejemplo de qué significa no entender nada de la relación que debe existir entre medios/periodistas y empresas/agencias de prensa.

2.4.11

Gracias Intel por el desafío

Navegando el sitio del Desafío Intel 2011 se lee lo siguiente:

"... es una competencia regional que ofrece al emprendedor tecnológico:
- Asesoría de mentores de clase mundial
- Instrucción de expertos
- Premios en efectivo
- Visibilidad en los medios de comunicación
- Networking global
..."

Me resultó interesante (por llamarlo de alguna manera) eso de ofrecerle a los ganadores (¿o será a todos los participantes?) la "visibilidad en medios de comunicación". Y me surgieron algunas preguntas:

* ¿en qué se basa Intel para asegurar que los medios de comunicación -representados por nosotros, los periodistas- le van a dar "visibilidad"?
* la "visibilidad" de esta acción de MARKETING de Intel ¿llegará a los medios como pauta publicitaria o como gacetilla/conferencia de prensa?
* ¿Intel maneja la agenda de los medios de comunicación?
* ¿no habrá llegado la hora de que los medios que aún no lo hacen comiencen a trabajar con sumarios de temas?

También recordé una frase del Horacio Verbitsky de otras épocas: "Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa; el resto es propaganda". Y me pregunto y le pregunto a mis colegas: ¿hacemos periodismo o propaganda? Queda planteado el desafío.